La Policía Nacional investiga a un vecino de Lugo acusado de un delito de estafa por haberse llevado de forma ilegal un coche que previamente había empeñado. Según relata en un comunicado la comisaría luguesa, el investigado, de 37 años de edad y que cuenta con antecedentes por hechos similares, acudió la pasada semana a una casa de empeños para dejar allí su vehículo a cambio de una suma de dinero.

La operación se llevó a cabo con los correspondientes documentos. Al no realizar los pagos correspondientes, el establecimiento procedió a vender el coche a un nuevo propietario. El ahora investigado aprovechó que el vehículo había sido llevado a un taller para someterse a una reparación para llevárselo de la calle donde permanecía estacionado usando un juego de llaves que todavía conservaba.