El presidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, identifica con «posicionamientos ideológicos» las críticas a la masificación de peregrinos en Santiago de Compostela.

Así se ha expresado después de haber sido preguntado por la prensa en relación con los episodios vividos en Santiago, especialmente durante estos días de la Peregrinación Europea de Jovenes, de numerosos grupos de peregrinos gritando cánticos mientras ocupan toda la calle en su marcha, con las consecuentes molestias para los vecinos.

Al respecto, Rueda recuerda que se está en año Xacobeo, por lo que defiende que «todo el mundo es bienvenido mientras actúe con civismo» y «se actúe respetando a los demás».

«Mientras la afluencia de peregrinos se produzca con civismo, con orden, sin molestar a nadie, más allá de lo que puede suponer la presencia de muchas personas en un momento dado, yo creo que eso no perjudica a nadie, sino todo lo contrario», opina. «Son posicionamientos más ideológicos, dependen de quién vengan, se juzga su actitud de una manera o de otra», sostiene.

«Estamos escuchando estos días que no están de acuerdo que determinadas personas acudan en un número muy importante como peregrinos a Santiago, creo que eso es mezclar ideología con datos objetivos». «En todo caso, la Xunta de Galicia con nadie lo va a hacer, por tanto, tampoco lo va a hacer en este caso», agrega.