El vicepresidente primero de la Xunta y conselleiro de Presidencia, Turismo e Xustiza, Alfonso Rueda, ha solicitado al Parlamento en nombre del Gobierno gallego, que la celebración del debate de política general tenga lugar en una sesión plenaria el próximo mes de octubre, el primero en pandemia desde otoño de 2019.

Salvo excepciones como en 2020, en que se celebraron elecciones autonómicas y, por lo tanto, se llevó a cabo el debate de investidura del presidente gallego; cada año el Gobierno gallego tiene la obligación de rendir cuentas de forma general ante la Cámara.

Como es habitual, este debate tendrá lugar en el mes de octubre. Además, el Gobierno de Feijóo suele hacerlo coincidir con días previos a la presentación del proyecto de presupuestos para el año siguiente, un trámite que también tiene su fecha tope el 20 de octubre y el Parlamento suele hacerlo encajar en los propias fechas reservadas para los plenos ordinarios.

Según ha explicado la Xunta, la petición fue registrada en la Cámara gallega y el propio vicepresidente primero se lo comunicó, personalmente, al presidente del Parlamento, Miguel Santalices.

La sesión tiene como punto único en el orden del día la comparecencia del presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, para informar y debatir sobre la situación de la Comunidad Autónoma de Galicia. Los debates, tras un periodo de registro y negociaciones, concluyen con la aprobación, si procede, de las propuestas de resolución que surgen del debate.

NUEVE DEBATES

La Xunta cumple, así, con lo establecido en la ley 1/1983, del 22 de febrero, reguladora de la Xunta y de su Presidencia, en que el artículo 48 se establece que el Gobierno gallego solicitará anualmente al Parlamento la celebración de un debate de política general, al comienzo de uno de los periodos ordinarios de sesiones.

Desde que asumió las riendas de la Presidencia de la Xunta, Feijóo ha afrontado nueve debates de política general, es decir, todos los años salvo los electorales con la excepción de 2012. Ese año, se celebró en primavera (debido al adelanto de elecciones de 2009) y ese mismo otoño Feijóo fue de nuevo investido presidente autonómico.