Los presupuestos del Ayuntamiento de Santiago para este año 2022 aumentan un 4% resepcto al pasado año hasta alcanzar los 130 millones de euros, en los que habrá un peso específico para ayudas a los sectores más perjudicados por el covid, como el comercio, el turismo y la hostelería.

El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, y la concejala de Economía y Facenda, María Abal, han presentado este viernes el borrador de los presupuestos para el 2022, calificados por el regidor como «dignos» y «absolutamente imprescindibles»

Los presupuestos, según el regidor, destacan en tres puntos. En primer lugar, las partidas destinadas a «seguir apoyando a los sectores más perjudicados por el covid: comercio, hostelería y turismo».

Bugallo también ha resaltado el incremento del gasto por la puesta en marcha de nuevos servicios, como el de parques y jardines, el Servicio de Axuda no Fogar y los contratos de limpieza y recogida de basura y el transporte público; lo que, según el alcalde, supone una «apuesta muy grande por la dotación de mejores servicios a la ciudad».

Por último, el gobierno local incide en la inversión proyectada para los barrios y en los «sectores sociales más desfavorecidos», así como el incremento del gasto en acciones en el rural, que sube un 45% hasta los 3,5 millones de euros.

De esas partidas, 841.000 euros se destinarán al saneamiento y 1 millón de euros al mantenimiento de las carreteras, que se sumará a los 750.000 euros previstos en el contrario ordinario de mantenimiento.

PARTIDAS «INTERÉS SOCIAL»

Dentro de la partida de presupuestos, el alcalde ha resaltado varios puntos que tienen un «gran interés social», como la dotación de presupuesto para respaldar los proyectos europeos concedidos al ayuntamiento con más de 750.000 euros y el Plan de Sostenibilidad Turística por valor de 700.000 euros.

Además, se encuentran la mejora de las instalaciones deportivas del ayuntamiento (1 millón de euros), la renovación de la cubierta del pabellón del CEIP Quiroga Palacios (420.000 euros), así como diferentes intervenciones en los barrios.

Asimismo, se destinan 520.000 euros para el acondicionamiento de un nuevo edificio para el parque de bomberos, lo que supone el 20% del total, y 544.809 euros para la adquisición de nuevo equipamiento para los profesionales.

ACUERDOS

El gobierno local ya cuenta con el apoyo de Compostela Aberta (CA) para sacar adealnte las cuentas pero no descarta intentar sumar más apoyos. «Cuanto mayor nivel de consenso, mejor», ha señalado Bugallo sobre el hipotético acuerdo con el BNG.

Por ello, ha avanzado que se hablará tanto con el BNG como «con el propio Partido Popular», ya que considera que lo mejor sería «hacer un acuerdo unánime» para aprobar los presupuestos.

Sin embargo, en una carta enviada al alcalde, el portavoz del Grupo Popular, Alejandro Sánchez, ha manifestado que «para poder avanzar en el camino del diálogo» sería «fundamental» que facilitara «la transparencia del gasto público previsto» con el fin de «depurar gastos ineficientes, poco equitativos o de escasa utilidad».

El alcalde ha admitido que estos son unos presupuestos que «no dan respuesta a la totalidad de los problemas planteados» porque «no hay recursos económicos para hacerlo», pero sí dan una respuesta para «muchas» de las demandas que se han recibido.

Ante algunas acusaciones de que se vayan a asumir propuestas «radicales» por el acuerdo con CA, el alcalde ha dicho que esa valoración le parece «desorbitada y que no tiene nada que ver con la realidad».

Considera que el acuerdo con CA es «muy positivo para la ciudad» y ha recordado que los presupuestos participativos, punto polémico junto con el programa de canguros, ya se encontraban en la propuesta que hicieron, por lo que «aunque no hubiera acuerdo, habría presupuestos participativos».

Ha manifestado que nunca estuvo en contra de los presupuestos participativos, pero que lo que «cuestionaban» del mandato anterior es que no le parecían «operativos tal y como estaban planteados».

Por ello, se ha destinado una parte de los presupuestos para ver si «son capaces» de articular un procedimiento que «pueda ser más efectivo».

«ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE»

Bugallo ha manifestado que es «absolutamente imprescindible» que se aprueben los presupuestos ya que, de lo contrario, supondría un problema con respecto a los fondos europeos, la contratación de nuevos servicios, así como se tendría que renunciar a las inversiones.

El regidor que «es un presupuesto que responde a las necesidades de la ciudad» y que su objetivo es «sacarlo adelante». En caso de que no se llegar a un acuerdo se tendría que recurrir a un «mecanismo extraordinario», algo que ya sucedió en 2021, cuando las cuentas fueron sometidas a una moción de confianza superada por el alcalde.

La previsión es aprobar los presupuestos «a finales de enero o principios de febrero» y que, una vez aprobados los presupuestos del Auditorio de Galicia y Mercagalicia, se tendría que hacer lo mismo con Tussa e Incolsa.