El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, ha admitido este miércoles en Lugo que «las residencias» de mayores «son de los lugares de mayor riesgo», por lo que al Ejecutivo presidido por Alberto Núñez Feijóo no le temblará la mano si es necesario intervenir estos centros, si bien ha remarcado que «no son búnkeres».

«Siempre que se pensó que tenía que actuar se intervino en las residencias, que creíamos que era necesario. Esto es lo que vamos a seguir haciendo, que tampoco las residencias son búnkeres donde el virus no va a entrar. Hay que tener cuidado, creo que lo estamos teniendo y actuando cuando es necesario», ha defendido, en un acto en Lugo.

También ha esgrimido que, cada paso que se da, se está haciendo «en coordinación con el comité clínico, que analiza todo y se llegan a una serie de conclusiones que son ejecutadas a través de la Consellería de Sanidade».

«Cuando se toma una decisión tan drástica como intervenir una residencia se hace, ya lo hicimos en el pasado y, si lo tenemos que hacer, lo haremos en el futuro, aunque esperemos que no sea necesario», ha abundado.