El vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, ha comprometido la «ampliación» de la Red Natura en Galicia a partir de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC).

En el pleno del Parlamento, el diputado Luís Bará (BNG) ha realizado una interpelación para denunciar que los populares «paralizaron la ampliación de la Red Natura», de forma que Galicia es la «última comunidad» en protección, con un 12% del territorio frente a la media estatal del 27%.

Tras referirse a Francisco Conde como «conselleiro de demolición ambiental», ha reprochado que «practican de maravilla el marketing verde», pero avisa de que es «puro maquillaje».

Bará censura que la ampliación de Red Natura está «guardada en un cajón» para dar «barra libre» a la tramitación de parques eólicos, en un «modelo depredador y de expolio».

Pone de ejemplo que Alberto Núñez Feijóo se haya reunido esta semana con la empresa EDP, una compañía que «pone en riesgo» los Penedos de Traba. Con todo, avisa de que el Bloque va a hacer frente por «tierra, mar y aire».

RESPUESTA DE CONDE

En respuesta, Conde ha acusado a Bará de «tomar esta tribuna como si fuera un teatro» por la «sarta de despropósitos que trasladó en su intervención».

Así, Conde ha dicho que el BNG realiza una «campaña de criminalización» del sector eólico, mientras sostiene que «no es cierto que el sector eólico esté al servicio de las grandes multinacionales» y «no es cierto que incumplan con todas la garantías de protección medioambiental».

Remarca que «todos» los parques eólicos deben superar una evaluación ambiental ordinaria, que es la «más exigente» en la normativa estatal, de forma que se evalúan efectos sobre el valor natural y paisajístico.

A renglón seguido, el conselleiro de Economía insiste en que «no se aprueba ningún proyecto que no cuente con todas las garantías desde el punto de vista técnico, juridício y medioambiental». Sobre este extremo, remarca que la Xunta ha denegado 35 parques eólicos. «No engañe a la gente», ha dicho Conde a Bará.

«Lamento profundamente su discurso independentista», ha espetado el conselleiro al diputado nacionalista, a quien identifica con una defensa del «aislamiento económico y social».

ENCE

En contestación a una pregunta del Grupo Popular, el vicepresidente primero, Alfonso Rueda, ha criticado que, en la reunión de hace un mes sobre Ence, el Gobierno transmitió «la falsa sensación que está en vía de solución» el conflicto, sin embargo lamenta que «no está haciendo nada».

De tal modo, defiende que la Xunta mantiene que, «a día de hoy, con el panorama actual, es inplanteable otra solución» que no pase por mantener a Ence en la ría de Pontevedra.

Además, Rueda ha remarcado que, debido a la presión de la Xunta, el Gobierno tuvo que «recular» con la Ley de Cambio Climático al enmendarse en el Senado para eliminar la retroactividad que «iba a suponer una espada de Damocles permanente» sobre empresas en el litoral.