El presidente de la Real Academia Galega (RAG), Víctor Freixanes, ha reivindicado la presencia del gallego en Asturias para reclamar que se declare su oficialidad, en igualdad de condiciones que el asturiano, en el nuevo Estatuto de Autonomía de esta comunidad autónoma.

Lo ha hecho aludiendo a los «derechos» de aquellos asturianos que usan el gallego y a preguntas de los periodistas después de que la institución remitiese al presidente del Principado, Adrián Barbón, al Gobierno de Asturias y a los grupos parlamentarios el informe aprobado en su último pleno ordinario a propósito de la reforma del Estatuto de Autonomía del Principado.

Sobre el documento de la institución académica, ha señalado que está «muy documentado» y «muy razonado». «Invito a leerlo y no a moverse por instintos», ha sentenciado Freixanes, quien ha apostillado que la RAG «argumenta las cosas cuando las dice».

Por otra parte, ha recalcado que tienen la «obligación» de defender el gallego allí donde haya hablantes» sean «muchos o pocos». «La dignidad de la lengua gallega también está en el gallego exterior», ha añadido aludiendo a la banda occidental de Asturias, pero también a El Bierzo y Zamora.

En la misma línea, ha incidido que su objetivo no es ir a «ocupar nada» y ha insistido en que el gallego en la zona de Asturias más próxima a Galicia «no es un invento de la RAG ni de los galleguistas». «Si se habla tienen sus derechos», ha recalcado.