El investigador moañés Xulio Ríos, director del Observatorio da Política Chinesa y presidente de honor del Instituto Galego de Análise e Documentación Internacional (IGADI), ha recibido en Barcelona el Premio Casa Asia 2021 de Cultura y Sociedad.

En el acto, Ríos ha solicitado apoyo institucional por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores, del Gobierno de España y de Casa Asia al mundo académico e investigador, que «no está suficientemente amparado», para que se pueda desarrollar un «pensamiento propio» sobre los cambios del mundo futuro que permitan desarrollar estrategias de actuación.

El acto, presidido por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha coincidido con la celebración del 20º aniversario de Casa Asia, que también ha distinguido a la activista afgana Fawzia Koofi en la categoría de Diversidad y Desarrollo sostenible, a la Universidad filipina de Santo Tomás en Educación y Ciencia, y a Satori Ediciones en el apartado de Economía y Empresa.

En declaraciones a Europa Press, Xulio Ríos ha calificado de «bastante excepcional» que Casa Asia le haya otorgado este reconocimiento a un autor gallego cuya candidatura, en este caso, ha sido impulsada por Andrés Herrera-Feligreras, promotor de la Fundación Qili, de Navarra.

Así, Casa Asia ha premiado la «labor de divulgación de la realidad china» por parte de Xulio Ríos «a lo largo de su trayectoria profesional y como director del Observatorio de Política China y del IGADI», además de su aportación «a la construcción de una sinología en español a través de proyectos como la Red Iberoamericana de Sinología, el Simposio Electrónico Internacional sobre Política China y la publicación Jiexi Zhongguo».

NUEVO LIBRO

Precisamente, Ríos acaba de publicar el ensayo titulado ‘A metamorfose do comunismo na China’, editado por Kalandraka y que el próximo mes de julio estará disponible en castellano. Se trata de una obra que, con una perspectiva actual, analiza el papel del Partido Comunista Chino desde su creación hace cien años y que, tras llegar al poder el 1949, ha iniciado una nueva etapa de modernización frente al subdesarrollo y la decadencia de los últimos siglos.

En este sentido, ante el centenario del triunfo de la revolución liderada por Mao Zedong, Xulio Ríos ha señalado que «hay muchas miradas puestas en esa fecha» y que el tiempo que transcurra hasta entonces «van a ser muy importantes para China y el mundo entero, ya que está en huego la hegemonía global», atribuyendo las «tensiones» del sistema internacional en la actualidad a esa «pugna por la hegemonía» entre Estados Unidos y Europa desde Occidente, que aspiran a mantener el liderazgo frente a un posible «relevo que anticipan los datos en términos económicos y absolutos» en favor de China.

«China incluso en esta década puede superar a Estados Unidos y, de cara a 2050, sería dos veces y media la de Estados Unidos», ha anticipado Ríos, advirtiendo «un cambio de paradigma global muy importante» que supondría entrar en una «nueva etapa civilizatoria». Para Xulio Ríos, «estamos asistiendo a los dolores del parto de una nueva era, de ahí la importancia del momento que vivimos».

Por ello, el investigador gallego ha destacado la relevancia de entidades como el IGADI para «identificar por dónde puede ir el mundo en los próximos 15 o 25 años», lo que permitiría «prepararnos como sociedad». En el caso de China, Xulio Ríos ha explicado que unos 400 millones de personas podrían engrosar la clase media, de los 600 millones de habitantes chinos cuyos ingresos per capita no superan los 2.000 dólares al año.

«Eso supone una dinámica de consumo que va a ser, en parte, satisfecha por las economías desarrolladas de Occidente, entre ellas, Galicia y España», ha resaltado Ríos sobre las «posibilidades de actuación» que se abren en el futuro.