La agresión de varios familiares de un paciente del hospital Álvaro Cunqueiro al personal del centro sanitario vigués obligó a la Policía Nacional y Local a intervenir este fin de semana para poner fin a la situación.

Así lo han confirmado fuentes de la Policía Nacional a Europa Press, después de que en la tarde de este domingo el personal de seguridad del hospital se viese forzado a solicitar apoyo policial al verse desbordados por lo ocurrido.

Según ha denunciado la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo del sindicato UGT en un comunicado, un grupo de más de 20 familiares de un paciente ingresado en el servicio de urgencias del Álvaro Cunqueiro accedió «violentamente» forcejeando no solo con el equipo de seguridad, sino también con el personal sanitario que se encontraba trabajando.

Por ello, «dada la gravedad» de lo ocurrido, y al ver que no se podía garantizar la seguridad ni del personal sanitario ni del resto de usuarios, fue solicitada la asistencia de la Policía Nacional y Local, que se desplazaron con cinco dotaciones, tomando el control de la situación.

Desde UGT han manifestado la necesidad de que las administraciones «se tomen en serio» la situación que están padeciendo las fuerzas de seguridad, por lo que han solicitado que se mejoren los equipos disponibles para un «correcto desempeño» de sus funciones.

«Como todos ya saben, la seguridad 100% no existe, pero el adecuar las plantillas y los equipamientos, no solo al volumen de las instalaciones a proteger, sino también al número de usuarios que utilizan este servicio y a la par proporcionarle una seguridad jurídica al vigilante en el desempeño de sus funciones es el camino adecuado para que los usuarios que precisen acudir a estos servicios, lo hagan con la certeza de que su estancia en los mismos no se verá comprometida por una acción violenta e impropia de una instalación pública», ha reivindicado UGT.