Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Vigo han criticado este viernes los presupuestos municipales para 2020, presentados en los últimos días y que ascienden a 267 millones, y han tildado las cuentas de «propaganda», al tiempo que han lamentado la falta de participación de los ciudadanos en su elaboración.

El portavoz de Marea de Vigo, Rubén Pérez, ha señalado que el gobierno municipal vigués, un año más, «se lo guisa y se lo come solo», sin dar la opción a los colectivos vecinales y ciudadanos de participar en el diseño de las inversiones.

Asimismo, ha explicado que las cuentas son más elevadas que las del ejercicio actual porque Vigo, al igual que otros ayuntamientos, tendrá más transferencias de otras administraciones.

En todo caso, ha matizado, gran parte del incremento presupuestario se debe a la subida de impuestos. Del mismo modo, ha constatado, el aumento en partidas como las destinadas a Cultura, Deportes o Política Social, se explica por «el coste más elevado de los servicios concesionados».

Rubén Pérez también ha recalcado que, en la relación de inversiones previstas, «vuelven a aparecer, como en otros ejercicios», proyectos que fueron anunciados y consignados en presupuestos anteriores y que no llegaron a ejecutarse.

«Discrepamos de esta política de ir aumentando el superávit sin que se ejecuten las inversiones», ha señalado apuntando que, del ejercicio de 2019, solo se ha ejecutado la mitad de las inversiones previstas, y ha añadido: «Hay mucho de propaganda y poco de rigor (…), son unas cuentas para que un alcalde, de forma militar, decida en qué gasta los recursos».

PP

En la misma línea, el portavoz del PP, Alfonso Marnotes, ha incidido en que estos presupuestos «son propaganda» y en que «no se va a gastar todo lo que se ingrese, ni se va a invertir más en la ciudad», tal y como ponen de manifiesto los datos de ejecución.

El portavoz ‘popular’ también ha señalado que el aumento del presupuesto «se paga desde el bolsillo de todos» porque se debe, en gran medida, al «impuestazo» del gobierno municipal, con la subida de tasas y precios de servicios locales.

Marnotes ha criticado el «desplome» en partidas del área de Deportes, o la congelación de las que se destinan a ayudas sociales y subvenciones. También ha destacado que se han anunciado proyectos que no figuran en las cuentas, como la reforma del Paseo de Bouzas.

BNG

Mientras, el concejal del BNG, Xabier Pérez Igrexas, también ha criticado que las cuentas de 2020 se elaboraron «sin la más mínima participación» de los ciudadanos.

El edil nacionalista ha señalado también que se trata de unos presupuestos «continuistas», que siguen concentrando las inversiones «en cuestiones infraestructurales», pero «siguen sin atender la necesaria mejora y ampliación de los servicios públicos municipales», como las escuelas infantiles.

«Ya está demostrado que este gobierno, pese a tener una mayoría absoluta, es incapaz de ejecutar sus propios presupuestos, con lo que muchas de las partidas anunciadas quedarán en promesas y papel mojado», ha sentenciado finalmente.