La Diputación de Pontevedra ha aprobado la concesión de subvenciones para la adquisición de desfibriladores por parte de entidades locales de la provincia cuya población no supere los 20.000 habitantes. De este modo, un total de 22 ayuntamientos recibirán aproximadamente un 60 por ciento de la cuantía derivada de la adquisición, instalación, puesta en funcionamiento y mantenimiento de 37 equipos médicos en instalaciones municipales.

El coste total de los desfibriladores asciende a 83.886 euros, dado que el coste unitario se sitúa en torno a los 2.267 euros. De este modo, la Diputación de Pontevedra aportará 50.000 euros, mientras que los 33.886 euros restantes deberán provenir de los ayuntamientos.

Los ayuntamientos beneficiarios recibirán entre uno y cuatro desfibriladores. Así, obtendrán el número máximo de equipos médicos Caldas de Reis y Meaño. Por su parte, Moaña y Vilanova de Arousa adquirirán tres; Agolada, Cuntis, Illa de Arousa, Sanxenxo y Silleda recibirán dos y Campo Lameiro, Dozón, Forcarei, Fornelos de Montes, Gondomar, Oia, Ponte Caldelas, Pontecesures, O Porriño, Portas, O Rosal, Tomiño y Vila de Cruces percibirán la subvención para adquirir un desfibrilador.

Esta iniciativa busca que las instalaciones deportivas de los municipios de la provincia (en este caso, aquellos con menos de 20.000 habitantes) estén dotadas del material indispensable para asistir a un usuario si este sufriese una parada cardiorrespiratoria.