Tan solo dos de los doce médicos residentes (MIR) de la especialidad de Medicina de Familia del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés han aceptado la oferta de la Xerencia de asumir un cupo de pacientes, aunque «con supervisión», para cubrir vacantes en centros de salud durante los próximos cuatro meses, hasta finales de mayo.

Así lo ha reconocido el gerente, José Flores, ante las preguntas de los medios durante una rueda de prensa ofrecida este martes en el Hospital Montecelo de Pontevedra para presentar el balance de actividad de transplantes en el área sanitaria a lo largo del 2022.

Se trata de una oferta que planteó el lunes de la semana pasada a MIR de cuarto año de residencia, que –en caso de aceptar– cobrarían 1.950 euros más al mes, además de su nómina habitual. Sin embargo, ya el fin de semana el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, reconocía que la propuesta no estaba teniendo «receptividad».

Así pues, el gerente del área pontevedresa ha confirmado este martes que solo dos de los doce MIR de Medicina de Familia de último año respondieron afirmativamente –uno en la propia reunión del pasado lunes y el otro, días más tarde– y que uno de ellos lo hará a tiempo parcial.

«Al resto, en principio, no les resultó atractivo», ha lamentado José Flores, quien ha preferido no hacer «ningún tipo de valoración» sobre las causas porque es una decisión «personal».

El gerente ha recalcado que la propuesta cuenta con el «aval del Ministerio de Sanidad» y, además, es «parte del programa» de formación MIR extender hasta los cuatro meses que cuenten con un cupo propio de pacientes, aunque con supervisión.

Asimismo, no será algo nuevo, puesto que «ya desde septiembre» hay puntos de atención continuada (PAC) del área de Pontevedra-O Salnés –la que tiene más dificultades para cubrir vacantes– en las que había MIR que ejercían como tercer facultativo del centro.

HORAS EXTRAS

Junto a esta medida de incorporar médicos residentes a la atención, la Xerencia pontevedresa ha planteado aumentar el pago de las horas extras al personal que atiendan turnos vacantes y a pacientes derivados de otros centros. El gerente ha confirmado esta medida, pero ha matizado que «no es un premio», sino «hacer justicia» con ese esfuerzo.

Con todo, ha admitido que esto no resolverán «el problema», que es «multifactorial» y «se va de la gestión» que pueda hacer el Sergas a nivel autonómico. En este contexto, ha insistido en que las comunidades están «peleando por incrementar el número de médicos», una cuestión que desde la Xunta atribuyen al Ministerio de Sanidad para que habilite más plazas de formación MIR.

Por ahora, lo que hace la Xerencia es «seguir poniendo encima de la mesa para atraer más profesionales». «Con los médicos que tenemos, nosotros podemos hacer más atractiva el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés», ha apuntado Flores.

DATOS DE DONACIONES

Todo ello lo ha dicho el gerente durante su comparecencia, acompañado del responsable de la Oficina de Coordinación de Transplantes del área, el doctor José Luis Martínez Melgar, para informar de la actividad de este departamento el año pasado.

En total, en 2022 se donaron en el Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP) 18 órganos y 12 tejidos. En concreto, fueron 16 riñones, 12 córneas, dos hígados y un tejido ósteotendinoso.