El alcalde de Burela (Lugo), Alfredo Llano, abandonará la política tras las elecciones municipales del próximo mes de mayo para regresar a la docencia.

El socialista dejará atrás 16 años vinculado a la política en los que ocupó la Alcaldía de Burela en dos etapas, entre 2007 y 2011 y entre 2015 y la actualidad, con un paréntesis de un mandato en la oposición.

«Siempre me gustó la educación y la docencia, la gente sabe que es donde me quería jubilar, así que aprovecharé este último curso que me queda en el IES Perdouro para dejar la vida laboral activa desde las aulas», ha asegurado este viernes Llano en declaraciones a Europa Press.

Confiesa que nunca ha dejado de estar vinculado al centro educativo «haciendo actividades, con el claustro de profesores». «Siempre ha sido un centro que ha estado a la vanguardia y nunca me desconecté», ha añadido.

Hace casi dos décadas que decidió comenzar su aventura en el mundo de la política por su «carácter» y por su «sentir de servicio público».

Miembro cofundador del Burela Fútbol Sala, Llano fue un hombre muy involucrado en la vida activa de la localidad, «y no por querer protagonismo, si no porque disfrutaba ayudando a crecer y a hacer cosas en Burela».

Llano lleva más de una década como regidor en el municipio burelista y, a meses de las elecciones municipales, ha decidido dar un paso al lado.

«Ahora toca, como en cualquier proceso, que se abra un periodo de consensuar y decidir quién tomará las riendas. Supongo que en febrero estará decidido», matiza el socialista.