El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, ha pedido a los vecinos y visitantes de la ciudad que el 5 de septiembre «intenten no coger el coche» en la medida de lo posible por la llegada de la Vuelta Ciclista a España, que terminará su edición en la Praza do Obradoiro, frente a la catedral.

Bugallo ha explicado que el ayuntamiento está ultimando los planes de tráfico con las asociaciones sociales y de hosteleros para ese día. «El 5 de septiembre será una cita muy importante para la ciudad», ha asegurado, «pero los vecinos tienen que entender que será un día muy complicado para la movilidad en gran parte de la ciudad».

En concreto, el gobierno local hace hincapié en el tramo horario de las 12,30 a las 13,30 horas, y en el tramo de las 14,00 a las 21,00 horas. El primer tramo corresponde al paso de la Vuelta Ciclista femenina, que se incorporará al casco urbano desde la N-550, y pasará por el Polígono do Tambre, Ponte do Romaño, Vistalegre e Xoán XXIII. Todo ese circuito quedará cerrado al tráfico durante el transcurso de la prueba.

El segundo tramo corresponde a la carrera masculina. Bugallo ha detallado que los ciclistas realizarán el siguiente trayecto: Rúa de Muros, Avenida Maestro Victoria, Poza de Bar, San Lourenzo, Galeras, San Francisco e a Praza do Obradoiro. Ha señalado que en esas calles, además de cortarse el tráfico, se impedirá que se cruce de una acera a otra, «ya que la prueba, que es una contrarreloj, hará que cada minuto pase una bicicleta».

INICIO DE CLASES

El alcalde ha dicho estar especialmente «preocupado» por el hecho de que un día después de la llegada de la Vuelta Ciclista al Obradoiro está previsto el comienzo de las clases en el ámbito universitario. En especial, Bugallo teme «no poder transmitir toda la información de ese día a los estudiantes que lleguen del extranjero».

«Los jóvenes que lleguen a la ciudad en tren o autobús no deberían tener demasiado problema para acceder con normalidad a sus domicilios», ha añadido, «pero el ayuntamiento no puede asegurar lo mismo para aquellos que escojan otra forma para venir hasta Santiago, especialmente vehículos particulares».

NORMALIDAD CIRCULATORIA

También sobre movilidad y circulación, el alcalde ha asegurado que las obras de las calles de Concheiros y el Hórreo siguen «según lo previsto», y espera que se recupere la normalidad circulatoria «cuanto antes».

En el caso las obras en Concheiros, Bugallo ha detallado que se ya han terminado con los trabajos de hormigoneado de la cruz de San Pedro, y que el objetivo del consistorio es que el 10 de septiembre se pueda normalizar la circulación.

«Las obras del Hórreo siguen lo establecido», ha afirmado el alcalde, que ha pedido perdón a los vecinos de la calle por las posibles molestias ocasionadas.

También ha detallado que en los próximos días se hará público un plan de tráfico que sirva para paliar esas molestias hasta el periodo navideño, fecha en la que el Ayuntamiento de Santiago espera haber terminado con las obras para rehabilitar el tráfico.