Un nuevo cribado realizado en el Centro de Atención a Maiores en Ribadeo (Lugo) –previsto para el próximo lunes y adelantado a este viernes– descubre 4 nuevos positivos, que se suman a los 3 existentes.

Según ha informado la Diputación de Lugo en un comunicado, todos los positivos son asintomáticos y se encuentran aislados en su habitación, excepto uno de ellos, que se encuentra estable en el hospital e ingresado por la evolución de patologías previas.

Asimismo, desde la dirección del centro, han asegurado que la situación se encuentra «estable» y abogan por seguir el cumplimiento de los «rigurosos» protocolos establecidos para hacer frente a la situación.

Por otra parte, el cribado realizado este viernes forma parte de la política de la Diputación lucense de realizar cribados diarios para «proteger la salud de trabajadores y trabajadoras de la institución» así como también de los usuarios de los servicios.