Personal de Política Social ha protestado en Santiago de Compostela para denunciar el «abandono» y «dejadez» de la Consellería hacia estos trabajadores de residencias y escuelas infantiles públicas.

Bajo el lema ‘Política Social explota e despreza o personal’, se ha concentrado ante el Parlamento el comité de empresa de A Coruña –con apoyo de los sindicatos CIG, CSIF y CUT–, antes de salir en marcha por las calles de Santiago hasta la Xunta.

En declaraciones a los medios, Xan Carlos Ansia (CIG), miembro del comité de empresa de A Coruña de Política Social, ha cargado contra la situación de «absoluto desamparo» en la que se encuentran los trabajadores.

Así, valora que la covid está controlada actualmente en las residencias «gracias a la labor fundamental de los trabajadores», pero avisa de que «la situación no es buena» y se «sigue en el filo de la navaja», por lo que «puede entrar una nueva ola en centros públicos». Insta a que «no se siga explotando ni menospreciando» al personal. Y es que alerta de que «no se cubren bajas y falta material».

Pone de ejemplo que los trabajadores «están pagando» de su bolsillo las mascarillas FFP2, dado que la Xunta solo les facilita quirúrgicas, denuncia.

PROBLEMÁTICA «DESDE HACE MUCHOS AÑOS»

Ansia explica que son unos 1.800 trabajadores afectados en la provincia de A Coruña y cerca de 3.000 en toda Galicia en residencias, escuelas infantiles y centros de atención a personas discapacitadas, entre otros.

Una problemática que «se viene arrastrando desde hace muchos años», pero «se agravó con la covid». Recuerda que en 2012 se suprimió la compensación de descanso por trabajar domingos y festivos, la cual nunca se recuperó. Igualmente, reclaman que se refuercen las plantillas y que «no se siga privatizando» el servicio.

Una de las cuestiones sobre las que pone el foco Montse Casal (CSIF) es la «falta» de formación para los profesionales. Se refiere al caso de los cuidados a los dependientes psíquicos, que se están «metiendo en residencias de mayores», con unas infraestructuras de centros no preparadas para su atención y «sin ayudar a que este tipo de usuarios pueda volver otra vez a la sociedad».

Además, Casal llama la atención sobre las coberturas «deficientes o inexistentes» que sufren en periodo estival, con personal que «prefiere» irse a trabajar al Sergas en vez de para Política Social por las condiciones existentes.

Por su parte, Mónica Fernández (CUT) se queja de que «en verano siempre pasa lo mismo», «no hay gente en lista» y se está «sobrecargando» a los trabajadores. «Me gustaría invitar a la conselleira (Fabiola García) a que viniera a hacer un turno a una de las residencias a ver qué tal le iría», afirma.