Galicia ha detectado 313 contagios por coronavirus en las últimas 24 horas, lo que supone bajar en torno a un centenar con respecto a los últimos dos días. Esto es posible gracias a que los contagios diarios en el área sanitaria de Ourense caen a más de la mitad de los últimos días, hasta los 86, al tiempo que descienden en las de Santiago, Pontevedra y Lugo.

Sin embargo, según la última actualización de datos de la Consellería de Sanidade, en las últimas horas han fallecido cuatro personas diagnosticadas con COVID-19, que elevan la cifra total de víctimas a 784.

En concreto, tres de las personas que han perdido la vida permanecían ingresadas en el Complexo Hospitalario Universitario da Coruña (Chuac): dos hombres de 59 y 74 años y una mujeres de 83. El cuarto fallecimiento es el de una mujer de 88 años en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS). Todos contaban con patologías previas.

Además, en la última jornada se han producido 288 altas, por lo que el total de curados desde el inicio de la pandemia se incrementa hasta los 21.713.

En cuanto al número de casos activos de COVID, es decir, las personas que todavía padecen la enfermedad en la Comunidad gallega, han crecido en 25 con respecto al sábado, hasta los 4.379 de este domingo.

Asimismo, Sanidade informa de que hasta el momento se han realizado 549.104 pruebas, lo que supone que se han hecho 5.966 PCR en 24 horas, una treintena más que el día anterior. De todas ellas, el 5,5% arrojó un resultado positivo, una importante caída con respecto a jornadas previas.

Desde el inicio de la pandemia, Galicia sumó un total de 26.876 casos de coronavirus.