El BNG urge al Gobierno de España la creación de un carné transfronterizo entre Galicia y Portugal para solucionar los problemas provocados por los cierres de fronteras durante la pandemia.

La formación nacionalista ha registrado en el Congreso una iniciativa para conocer en qué estado se encuentra la tramitación de este documento, en el que pide incluir a todas las personas que, por razones laborales, de estudios o por otros motivos, tengan que cruzar la frontera cada día.

La formación galleguista ha recordado que, desde el primer confinamiento, tanto los ayuntamientos gallegos, como las cámaras portuguesas, así como la Agrupación Europea de Cooperación Territorial del río Miño, demandaron la creación de un mecanismo que facilite la circulación de las personas que tienen que cruzar a diario la frontera por motivos laborales, de estudio u otros.

El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, ha denunciado que ninguna de las instituciones que solicitaron la creación del documento «han recibido comunicación o consultas sobre las líneas de trabajo seguidas» para su puesta en marcha.

ESTATUTO DEL TRABAJADOR TRANSFRONTERIZO

Tras las dos últimas cumbres ibéricas, organizadas en 2020 y 2021, ambos Ejecutivos se comprometieron a trabajar para atender esta reclamación. El BNG ha asegurado que «ahora parece limitarse a la creación de un ‘Estatuto del trabajador/a transfronterizo’ que podría dejar fuera muchas personas».

En la iniciativa registrada en el Congreso, la formación frentista ha incluido una pregunta sobre el alcance de dicho estatuto, que elaboran los Ministerios de Trabajo de ambos países.

Rego ha asegurado que, en plena sexta ola de la pandemia, «es necesario que las autoridades de ambos Estados avancen y pongan en marcha lo antes posible un pase transfronterizo y que para su articulación se tenga en cuenta las consideraciones que las instituciones directamente involucradas puedan proponer».