El presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, ha afirmado este martes que nadie va a decir «desde cualquier otra comunidad» lo que tiene que recoger Asturias en su Estatuto de Autonomía.

Las declaraciones de Barbón se producen pocas horas después de que la Real Academia Galega (RAG) reclamara que el nuevo Estatuto de Autonomía de Asturias declare la oficialidad del gallego en igualdad de condiciones que el asturiano.

Actualmente, el nombre recogido en la legislación asturiana para la lengua hablada entre los ríos Navia y Eo, en la zona fronteriza con Galicia, es ‘gallego-asturiano’. Sin embargo, la principal asociación cultural del Navia-Eo, Xeira, llegó a denunciar la «intención del Gobierno de Asturias de cambiar el nombre al gallego-asturiano».

La protesta de Xeira vino por el uso en los últimos meses por el Principado del término ‘eonaviego’ para referirse a a la lengua del extremo occidental de Asturias y depués de una pregunta de Podemos a la consejera de Cultura Berta Piñán, que respondió que el uso de este término se base en un informe de la Academia de la Llingua (ALLA) y que es el que van a usar en el diccionario de gallego-asturiano que está preparando la institución (‘Diccionario eonaviego’).

Ante esto, la RAG ha reclamado este martes el mismo trato para las dos lenguas propias de Asturias, que señala que son el gallego y el asturiano, y critica, además, que se elija el glotónimo «eonaviego», que considera que busca «hacer invisible la existencia del gallego» en las comarcas lindantes con Galicia.

La institución ha remitido al presidente del Principado, Adrián Barbón, al Gobierno de Asturias y a los grupos parlamentarios el informe aprobado en su último pleno ordinario a propósito de la reforma de su Estatuto de Autonomía.

La respuesta de Barbón ha llegado a través de un apunte en Twitter recogido por Europa Press, donde ha indicado que esa reforma se negocia en Asturias «de acuerdo al sentir de los grupos políticos, entidades y asociaciones asturianas».

«Nadie nos dirá, desde cualquier otra Comunidad y por mucho respeto que les tengamos, lo que tenemos que recoger en nuestro Estatuto», ha sentenciado el presidente regional