La Red Ibérica de Entidades Transfronterizas (RIET) ha trasladado este martes al Gobierno de España sus propuestas en materia de medioambiente, infraestructuras, economía o seguridad de cara a la próxima Cumbre Ibérica.

El secretario general de la RIET, Xoán Vázquez Mao, se ha reunido este martes con el secretario de Estado de Política Territorial, José Ignacio Sánchez Amor, para trasladar las medidas planteadas por el ente transfronterizo, y que afectan a todo el territorio a lo largo de la frontera entre España y Portugal.

En el caso de Galicia, la RIET pone sobre la mesa la necesidad de abordar la salida sur ferroviaria de Vigo, convirtiendo la estación de Urzáiz en terminal pasante, y permitiendo la conexión directa entre A Coruña y Lisboa.

Al margen de esta demanda y en materia de infraestructuras, este organismo apuesta por elaborar un Plan de Movilidad Transfronteriza, y medidas de armonización y simplificación de los sistemas y requisitos nacionales vinculados al transporte. En esa línea, para facilitar la movilidad, plantean la creación de «un área libre de peajes para movimientos pendulares en un área de entre 50 y 70 km» y la homogeneización de los sistemas de pago.

Otras de las propuestas son la creación de una plataforma conjunta de «Correos Ibéricos»; un portal administrativo conjunto de información y tramitación; medidas de armonización fiscal, o un Centro de Transporte Intermodal.

Asimismo, propone programas conjuntos de apoyo al empleo, la formación y emprendimiento; regulación para la armonización de titulaciones académicas en formación especializada para «compartir recursos infrautilizados»; o la coordinación de recursos sanitarios en la frontera.

MEDIDAS MEDIOAMBIENTALES Y DE SEGURIDAD

En el ámbito medioambiental, piden que se incluya en la agenda de la próxima Cumbre Ibérica la creación de entes transfronterizos que se encarguen de la gestión común de las cuencas hidrográficas (mediante la homogeneización de la normativa y la unificación de estudios para abordar problemas como la sequía en las dehesas ibéricas), o la agilización de trámites para declarar espacios protegidos internacionales.

Con respecto a la seguridad, la RIET propone una unidad central de emergencias; una cooperativa para la prevención y lucha contra los incendios; creación de centros transfronterizos del 112; o planes de actuación conjunta y de contingencias.

Finalmente, el organismo transfronterizo ha pedido que se reforme el Tratado de Valencia (que rige las relaciones entre España y Portugal desde hace más de 15 años) por ser «un corsé para las iniciativas de una de las fronteras más dinámicas de Europa».