El gobierno local de Ferrol le trasladará formalmente a la Xunta de Galicia la «necesidad de realizar una intervención arqueológica en profundidad» en la parcela situada en los números 22 y 24 de la Rúa do Castro, propiedad del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS).

La concejala de Patrimonio Histórico, Eva Martínez Montero, ha considerado «imprescindible» la ampliación de la pequeña excavación que se realizó hasta el momento, con el fin de sacar a la luz «el máximo posible del muro.

Este hallazgo se dio durante varias catas realizadas en el solar, previas a la construcción de un edificio en el marco del plan Rexurbe. «Es un descubrimiento importantisimo porque los primeros análisis apuntan a que se trata de una muralla medieval de la ciudad y sería la primera vez que se encuentran restos de esa construcción», ha explicado la edil.

Además, detalló también que, hasta el momento, entre las varias prospecciones arqueológicas que se realizaron en la parcela, hay dos de ellas que se encuentran en la parte posterior, en una zona que en el futuro albergará el patio trasero del edificio.

Precisamente, en esas dos catas, de alrededor de dos por dos metros de área, es donde se sitúa el muro, con un ancho de 80 centímetros, entre otros elementos constructivos de menor antigüedad.

«En estas circunstancias, parece que lo más adecuado sería excavar todo el ancho del solar, al menos en la zona en la que se va a levntar el edificio de viviendas», ha explicado. Se trata de una superficie de alrededor de 40 metros cuadrados. El objetivo sería conservar los restos y ponerlos en valor, con la intención de que en el futuro sean visitables.