Técnicos de Patrimonio de la Xunta evaluaron el alcance de los daños ocasionados por un atentado sufrido por dos petroglifos de Laxe da Rotea de Mendo, ocurrido hace unos días en la parroquia de San Miguel de Campo, en Campo Lameiro (Pontevedra).

Según informa el Ayuntamiento, «según parece, la intención de Patrimonio es evaluar en profundidad los daños ocasionados para que técnicos del departamento de restauración procedan a recuperar, lo que se pueda».

Los petroglifos fueron dañados por el uso abrasivo de piedras por los surcos que conforman esta composición de arte rupestre, según recuerda el Consistorio.

Por su parte, el alcalde, Carlos Costa, sigue «muy de cerca» la evolución y la Guardia Civil es la encargada de hacer «las pesquisas necesarias» para localizar a los autores del atentado.

De hecho, el regidor ha instado a los cuerpos y fuerzas de seguridad a «redoblar sus esfuerzos para dar con el paradero de los responsables de esta actuación para que respondan ante la justicia».

Costa confía en que la pericia de los restauradores sea capaz de recuperar «al máximo posible» los petroglifos porque «forman parte del patrimonio no solo de Campo Lameiro sino de todos los gallegos».