El vicesecretario xeral del PSdeG, Pablo Arangüena, ha reivindicado que el pazo de Meirás «volvió a lo público en virtud del trabajo del gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez» y defendió que ahora el inmueble «tiene que ser un espacio de recuperación de la memoria democrática».

Además, ha reprochado al PP, ante las propuestas hechas por el Gobierno gallego sobre los posibles usos, sacar «el feminismo de la chistera para ocultar la memoria histórica».

«No nos fiamos de la Xunta después de tantos años de connivencia con la familia Franco», incide el dirigente socialista en relación con la cesión del pazo y sus usos y calificando de «silencio cómplice» la actitud del presidente Alberto Núñez Feijóo «ante los incumplimientos de los herederos del dictador en cuestiones como el régimen de visitas».

«Ahora no podemos consentir que el PP desvirtúe la reivindicación de la memoria democrática», sostiene en un comunicado tras las propuestas hechas por la Xunta sobre los usos del pazo una vez que pase, por la ejecución provisional de la sentencia, al patrimonio público.

En ese sentido, el vicesecretario xeral del PSdeG sostiene que no van a dar «un cheque en blanco al PP que tire por la borda el trabajo hecho», ya que que «ni la connivencia del PP con los Franco ni las algaradas del BNG contribuyeron a recuperar este pazo».