La fase 2 del plan de desescalada contempla ya la reapertura de los centros comerciales, aunque con limitaciones como el máximo de aforo fijado en el 40% en tiendas y al 30% en zonas comunes. En Galicia, dos de estas grandes instalaciones como el Marineda City, en A Coruña, y el As Cancelas, en Santiago, han iniciado la jornada con tranquilidad y emoción después de más de dos meses cerrados.

En concreto, tal y como establece el Boletín Oficial del Estado (BOE), los centros comerciales abiertos desde este lunes deben cerrar las zonas infantiles y las zonas de descanso, instalar mamparas de metacrilato en puestos de información y atención al público y establecer un sistema de conteo de personas y medidas de control de distanciamiento social, incluido el aparcamiento.

Además, en fase 2 se contempla la apertura del espacio interior de locales de comercio minorista, con un aforo limitado al 40% en cada tienda y horario preferente para mayores, y la apertura de centros o parques comerciales, prohibiendo la permanencia en las zonas comunes o áreas recreativas.

Así, de acuerdo con números de la Asociación Española de Centros Comerciales, de las 568 superficies que hay en todo el territorio estatal, tan solo estaba previsto que abriesen 280, el 45,5%, que lo han hecho en su práctica totalidad. En Galicia, siempre según estas cifras, lo han hecho 39 centros comerciales, con un total de 1.969 establecimientos.

MARINEDA CITY, EN A CORUÑA

Uno de los que este lunes ha retomado la actividad es el Marineda City de A Coruña, cuya gerente, Ana López, subraya que ha sido «muy emocionante» recuperar la normalidad con los «reencuentros» del personal en las tiendas después de meses sin verse. «Fue precioso», ha manifestado en declaraciones a Europa Press.

El centro comercial coruñés encontró un ambiente «muy animado» desde primera hora de la mañana, según ha relatado su responsable, quien agradece la actitud de los clientes: «La gente reaccionó súper bien, muy ordenada, controlando las distancias, el 100% iba con mascarilla».

«Muy cívico todo y mucha emoción por el reencuentro», añade López, para seguidamente resalta que la reapertura fue «un alivio» que se reflejó esta mañana «en la cara de muchos comerciantes y encargados» de negocios.

¿Y cómo controla el Marineda City su aforo? «En el centro tenemos instalada una tecnología que cuenta a tiempo real», explica su gerente, puesto que hay unas pantallas instaladas en los accesos que, mediante unos colores y «como un semáforo» –verde, naranja y rojo–, informa a los clientes de si pueden pasar o si, por el contrario, el aforo sobrepasa el 30% y deben esperar.

En el caso individual de cada negocio, las diferentes empresas implementan sus propias iniciativas, desde un responsable de seguridad que cuenta uno a uno los clientes hasta la entrega de un número limitado de bolsas a las personas, de modo que se puede saber en cada momento cuántas hay dentro.

AS CANCELAS, EN SANTIAGO

En Santiago de Compostela, el centro comercial As Cancelas también ha reabierto este lunes sus puertas. «Estamos muy contentos, ya lo echábamos de menos», expresa su gerente, Javier Casado, en una conversación con Europa Press en la que valora que la vuelta a la actividad ha ido, en resumen, «bien».

Aunque no han levantado la verja todas las tiendas porque algunas «implantan su propio protocolo» para la vuelta al trabajo, las que sí lo han hecho cumplían «evidentemente con todas las medidas de control de aforo y de seguridad y limpieza».

En el caso de As Cancelas, explica Casado, también cuenta con un sistema de pantallas informativas «que ponen la ocupación en tiempo real» de las instalaciones. Además de esto, todos los accesos cuentan con personal de seguridad y, en el caso de que se produjesen problemas de aforo, la megafonía del propio centro «avisaría a la gente» para que dejen de entrar.

No obstante, el gerente del centro compostelano ha asegurado que las instalaciones han tenido bastante «margen» por la mañana, ya que en ningún momento estuvieron «cerca del tope» del 30%.