El secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso, ha instado a la Xunta a que habilite una línea de ayudas a través de «parte de los 550 millones de euros que recibe por el impuesto de hidrocarburos» para «complementar» así el plan de ayudas del Ejecutivo central.

En este sentido, Formoso ha destacado que el paquete de medidas aprobado este sábado por el Gobierno de Pedro Sánchez en Consejo de Ministros extraordinario «beneficia a más de 170.000 familias gallegas».

Así, ha asegurado que, «en este escenario de superinflación e incertidumbre económica», la administración autonómica «también tiene competencias para tomar medidas que beneficien a la mayoría de los gallegos».

En declaraciones a los medios en Lugo, el líder de los socialistas gallegos ha señalado que la Xunta recibe «550 millones de euros por los litros de combustible que consumen los gallegos en sus carreteras», por lo que, a su juicio, «tiene capacidad económica para habilitar una línea de ayudas» que permita a las familias gallegas «llevar con más facilidad el alza de los combustibles».

Sobre todo, ha añadido, a aquellos sectores que «están más castigados» por esta circunstancia como «el sector del transporte, el sector ganadero, el sector pesquero o la agricultura en general».

Por eso, ha vuelto a insistir en que el Gobierno gallego debe habilitar una línea de ayudas y ha prometido que el PSOE apoyará esta medida.