Apetamcor –una de las asociaciones que apoyaron el paro en el transporte– reclama a las diputaciones de Pontevedra, Lugo y Ourense ayudas directas para «evitar discriminación de transportistas», toda vez que la de A Coruña sacó una línea en este sentido.

Además, en el caso gallego este problema «se acentúa más debido a la situación geográfica», pues Galicia es «periférica y esto pasa factura en largos recorridos» señala Myriam Otero López, fundadora y secretaria General de Apetamcor. Asimismo, apunta que «el transporte de mercancías necesita ayudas para hacer frente a la carestía del combustible y a la gran carga impositiva que sufre».

La Asociación Empresarial de Transporte de Mercadorías por Estrada de Galicia (Apetamcor) valora el programa de la Diputación de A Coruña para los sectores primario y de servicios de pagos directos a perjudicados por el alza en los precios del combustible y las energías, con ayudas de hasta 3.000 euros.

El sector del transporte es el que más solicitudes presentó para la ayuda de la Diputación coruñesa, un 38,2% del total. Así, Apetamcor solicita a las diputaciones de Lugo, Ourense y Pontevedra que «sigan los pasos» y pongan en marcha programas similares de ayudas directas a los transportistas, «principales perjudicados por el incremento del precio del combustible, ya que de esta forma se evitaría la discriminación territorial de empresas y autónomos del sector en Galicia».

El interés y la necesidad de este tipo de programas de apoyo urgente al sector primario y de servicios quedó constatado al agotarse los cinco millones de crédito en solo 24 horas, siendo el sector del transporte de mercancías el que más solicitudes presentó, un 38,2% del total, por delante del ganadero, agrícola y pesquero, según datos de la Diputación coruñesa.

«Solicitamos el compromiso de las tres diputaciones de Lugo, Ourense y Pontevedra para que el sector no se sienta discriminado en su propia comunidad autónoma, apuntan.