La conselleira de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, ha criticado la forma en la que el Gobierno central ha decidido esta semana subir el salario mínimo interprofesional (SMI) 15 euros porque considera que «no es el momento» y porque no contó con el apoyo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

En una entrevista concedida este domingo a la Radio Galega, recogida por Europa Press, Lorenzana ha insistido en que en esta medida, a pesar de ser competencia del Ejecutivo estatal, «tienen que participar los empresarios».

«Dicho esto, no digo que no haya que subir el salario mínimo», ha matizado la conselleira, porque considera que es «una obligación de los sindicatos» reivindicar una mejora de las condiciones laborales, pero sí que cree que «no es el momento».

«No existe actualmente una recuperación del PIB, no existe actualmente un regreso de los trabajadores que muchos están en ERTE. En definitiva, no hay una estabilidad como para llevar a cabo esta medida», ha explicado la titular de Emprego.

En este sentido, Lorenzana cree que el Gobierno «está más pensando en una cuestión de márketing y en cuestiones ajenas a la necesidad de tener en cuenta el desempleo que hay en España», el segundo país «después de Grecia» con mayor tasa de paro de Europa.

A su juicio, la subida del SMI «va a afectar» a que los empresarios tomen decisiones «en cuanto a no contratar a determinada gente o a no prorrogar los contratos temporales».

POLÍTICA ENERGÉTICA «AGRESIVA» DEL GOBIERNO

Tras una semana en la que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha mantenido sendas reuniones con las vicepresidentas del Gobierno central Nadia Calviño y Yolanda Díaz, la conselleira de Emprego e Igualdade ha valorado las «buenas palabras» de ambas mandatarias, pero ha señalado que eso «no implica buscar soluciones» para la crisis industrial de Galicia.

Y es que, según ha apuntado Lorenzana en la entrevista en la Radio Galega, esta situación se debe a la política energética «agresiva» y «alejada de una transición justa» que ejecuta el Gobierno, al que ha acusado también de «descoordinación».

En este contexto, la conselleira ha reclamado a Yolanda Díaz que se haga «efectivo» su compromiso de trasladar al Consejo de Ministros el pacto de Estado por Ferrolterra que le propuso el presidente de la Xunta. «Galicia depende esta comarca para la reactivación económica», ha añadido.

En cuanto al reparto de los fondos europeos ‘Next Generation’, la titular de Emprego ha criticado que las cuantías destinadas a las políticas activas de empleo «no se reparten», sino que va a ser el Ministerio de Trabajo el que las ejecute.

«En este sentido la valoración es muy negativa, porque se está atacando a las competencias de las comunidades autónomas y repercuten negativamente en los ciudadanos», ha afeado, para seguidamente señalar que los fondos que sí se transfieren tienen «fondos muy tasados» que dan «poco margen de maniobra».

ERTE Y RECUPERACIÓN

No obstante, la conselleira ha alabado la aplicación de los ERTE por parte del Gobierno central desde el inicio de la pandemia. Eso sí, ha abogado por buscar mecanismos para «impulsar» el 7 por ciento de trabajadores en esta situación que todavía no han regresado a la actividad.

Para ello, ha reconocido que ve con buenos ojos la propuesta del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de reducir las bonificaciones para las compañías en ERTE para incentivar así la reincorporación de sus empleados.

Lorenzana también de «buena idea» ligar la prórroga de estos expedientes a la formación de los trabajadores, porque «es una de las claves de la recuperación y de la mejora del mercado laboral para el futuro».

«Las empresas precisan que los trabajadores estén formados en aquellas especialidades que el mercado productivo demanda», ha subrayado.

AYUDAS A AUTÓNOMOS Y PYMES

Por otra parte, la conselleira de Emprego e Igualdade se ha mostrado crítica con los fondos de ayudas directas a autónomos y pymes que transfirió el Gobierno central a las comunidades y que la Xunta empleó para poner en marcha el tercer plan de rescate.

Sobre la última modificación del Real Decreto aprobada en el Consejo de Ministros, ha señalado que no recoge las solicitudes de las comunidades, no se elimina el requisito de «tener deudas pendientes durante la época de la pandemia» por parte de los solicitantes. De igual modo, «continúan los límites cuantitativos de las ayudas».

«Lo único que se hace es extender hasta el 30 de septiembre la fecha límite», ha añadido Lorenzana, quien ha lamentado además que «no hay un contacto real por parte de la vicepresidenta Nadia Calviño con el empleo y el trabajo autónomo».

De acuerdo con datos de la Xunta, el plan de rescate puesto en marcha con estos fondos estatales solo alcanzó un «35 por ciento» de ejecución: «No hay que pensar mucho para ver que está mal diseñado».

PREVISIONES DEL PARO

En otro orden de cosas, la conselleira ha evitado dar una «previsión absoluta» sobre el paro, pero sí ha dicho que los datos que maneja su departamento apuntan a un descenso en Galicia hasta finales del año.

«Estamos en cifras precovid, pero contamos con que va a seguir bajando el paro. Estaría muy fuera de nuestras previsiones que el paro empezase a crecer ahora en Galicia», ha incidido.