La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, celebra la decisión de la Audiencia Provincial de A Coruña para que se investigue a dos agentes de policía por la presunta detención ilegal del jugador del Deportivo, Álex Bergantiños, el pasado 5 de agosto.

Tras conocer la decisión de la Audiencia coruñesa en que se ordena tomarles declaración a los dos funcionarios del Centro Nacional de Integridad en el Deporte y Apuestas (Cendipa), la regidora reitera que lo vivido en A Coruña en el caso Fuenlabrada fue una situación «inaudita y vergonzosa».

«Álex Bergantiños es un ejemplo de integridad personal y de buen hacer deportivo y ojalá muchas personas del mundo del deporte tuvieran su honestidad e integridad», señala. La alcaldesa manifiesta su incredulidad ante el hecho de que Bergantiños fuese detenido por agentes llegados de Madrid.

«Cuando las personas que pusieron en riesgo a todo un equipo de fútbol y a toda una ciudad, incumpliendo los protocolos sanitarios, y que además asumieron personalmente la responsabilidad del viaje en esas condiciones, son las que deberían haber declarado ante la justicia y no el capitán del Deportivo».

Rey alega también que el gobierno local hará todo lo posible «para se depuren las responsabilidades del caso Fuenlabrada». También reitera su «apoyo a Álex Bergantiños y a todo el plantel del Dépor».