LaLiga ha expresado su «sorpresa» por el anuncio de la Xunta de Galicia de la apertura de un proceso sancionador en su contra y del Club de Fútbol Fuenlabrada por «incumplimiento grave» del protocolo sanitario en el viaje del conjunto madrileño a A Coruña para disputar el encuentro de la última jornada de LaLiga SmartBank.

En un comunicado, LaLiga dijo haber conocido este jueves a través de los medios de comunicación la finalización de la información reservada por parte de la Consellería de Sanidade de la Xunta.

En la rueda de prensa, el presidente autonómico en funciones, Alberto Núñez Feijóo, anunció la apertura de un expediente sancionador tanto a la patronal como al club madrileño «por incumplimiento grave de protocolos sanitarios de la salud pública» y añadió que, según el instructor, «está claro que hay un indicio de responsabilidad grave» por ambas partes.

«Es sorprendente que a día de hoy, cuando han pasado diez días desde que se inició el proceso, no se haya recibido en LaLiga ninguna petición de información del procedimiento por parte de la Xunta de Galicia y, lo que es peor, se juzgue públicamente a nuestra institución, sin ni siquiera tener oportunidad de defenderse ni aportar un solo documento», lamentó el organismo presidido por Javier Tebas.

En este sentido, LaLiga espera que esta «objetiva» información reservada quede «en reservada» y que su función se limite al inicio del expediente administrativo. Además, anunció que emprenderá las «acciones correspondientes en el supuesto de la incorrecta utilización de esta información reservada».

«Lamentablemente en estos días estamos observando cómo la situación deportiva del RC Deportivo está provocando un conjunto de declaraciones y medidas injustas y arbitrarias por parte de las administraciones públicas que nos retrotraen a tiempos pretéritos que creíamos felizmente superados», añadió.

LaLiga se ofreció para estar a disposición de todas las administraciones para «aquellas aclaraciones que se consideren oportunas». «Lo que no vamos a consentir es que se nos prejuzgue sin ni siquiera ser escuchados», concluyó.

Feijóo había apuntado que se «incumplieron» tanto los protocolos para viajar a la ciudad como los confinamientos, y que la instrucción encargada por la Xunta ha concluido que hubo «incumplimiento sistemático de los protocolos generales existentes en la normativa sanitaria», de lucha contra la pandemia, lo que también generó una situación de «alarma social» en la ciudad y que afecta a Galicia como marca de «seguridad».