Ence ha cerrado acuerdos de venta para 1,1 millones de toneladas de celulosa para este año 2022, lo que supone cubrir el máximo de producción de las biofábricas de la compañía para el presente ejercicio, informó la compañía.

Los acuerdos de venta alcanzados por el grupo papelero y energético tienen por destino principalmente el mercado europeo, en el que Ence tiene importantes ventajas competitivas logísticas y de servicio al cliente.

A través de estas operaciones, la compañía presidida por Ignacio Colmenares indicó que logra aumentar su cuota de mercado en el continente, «y mejorar su posicionamiento en segmentos clave y que se encuentran en crecimiento, como el tisú, las especialidades y el ‘packaging».

En ese sentido, destaca el crecimiento de las ventas de productos especiales, que aportan un plus de valor añadido en un mercado altamente competitivo. Así, las ventas de estos productos, englobados bajo la marca ‘Ence Advanced’, han aumentado hasta superar el 20% del total comprometido.

En concreto, se trata de celulosa especial destinada a multitud de aplicaciones que permiten la sustitución de fibra larga por fibra corta; y de fibras sintéticas, como los plásticos, por fibras de origen natural procedentes de la madera, que permiten contribuir al avance hacia la bioeconomía circular.

De esta manera, Ence subrayó que logra una posición de referencia en un mercado en el que la demanda mundial de papel ha experimentado un crecimiento importante durante el pasado año, gracias a la recuperación global tras la crisis sanitaria de segmentos como las especialidades y los papeles gráficos.