La Xunta controla 170 áreas fluviales de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa, de su competencia, identificadas como susceptibles de presentar riesgo de inundaciones y trabaja en la revisión y actualización de los mapas de peligrosidad de cara al periodo 2021-2027.

Durante la inauguración de la jornada sobre la actualización de los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación Galicia-Costa, celebrada este viernes de modo telemático, la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, ha destacado la variación observada en las lluvias, que han pasado a concentrarse de modo intenso en periodos cortos de tiempo que dejan paso a otros más largos sin precipitaciones.

Por este motivo, ha señalado la importancia de que las administraciones se encuentren preparadas para afrontar las consecuencias de unas precipitaciones intensas y puedan anticiparse a los riesgos relacionados con las mismas.

En este sentido, la conselleira ha recordado que la directiva europea de 2007 remarcó «la conveniencia de actuaciones coordinadas entre las administraciones y la sociedad para reducir las consecuencias negativas de estos eventos» en la actividad económica, el medioambiente y las personas. Además, ha apuntado que el riesgo de inundaciones debe contemplarse en el desarrollo urbanístico y los planes generales de ordenación municipal.

Asimismo, ha puesto en valor el trabajo realizado por Augas de Galicia, dependiente de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, para prevenir inundaciones y ha resaltado la elaboración del plan de riesgos vigente, el correspondiente al periodo 2015-2020, que permitió identificar 168 zonas fluviales de riesgo potencial significativo y 28 costeras.

NUEVO CICLO

Ethel Vázquez ha indicado que se ha abierto un nuevo ciclo de planificación en el marco del que se han revisado las áreas de riesgo, lo que ha permitido localizar dos zonas fluviales de riesgo adicionales situadas en Sada (A Coruña) y Cambados (Pontevedra).

Posteriormente, ha concretado que se elaboraron los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa para el 2021-2027, que han sido sometidos a consulta pública. Así, se detallan 548 kilómetros de ríos afectados por las áreas definidas en el nuevo ciclo de planificación y la zona que podrían alcanzar los desbordamientos, además de la incidencia de los periodos de retorno.

A este respecto, la titular de Infraestruturas ha detallado que el documento identifica cómo las crecidas podrían afectar a instalaciones y edificios, lo que representa una «herramienta esencial» para que los ayuntamientos puedan gestionar estos eventos y las emergencias derivadas de los mismos.

Además, ha apuntado que el documento inicial del plan de gestión del riesgo de inundaciones del periodo 2021-2027 se finalizará esta primavera, tras lo que se someterá a información pública. A continuación, se prevé su aprobación por parte del Consello de la Xunta y su posterior remisión al Gobierno.

PLANES ESPECÍFICOS

Paralelamente, Ethel Vázquez ha indicado que se trabaja en la elaboración de planes específicos de gestión de las zonas fluviales con mayor riesgo potencial de inundaciones, situadas en Caldas de Reis, Portas, Padrón, Dodro, Rianxo, Rois, Catoira, Pontecesures, Valga, Carballo, Vimianzo, Viveiro, Baiona y Vigo.

En concreto, ha apuntado que la Xunta pone financiación y conocimiento a disposición de los ayuntamientos para la elaboración de estos documentos, que abordan medidas para trechos urbanos, de competencia municipal. Precisamente, ha resaltado que este viernes se ha adjudicado el contrato de aforos de ríos en zonas de riesgo potencial significativo con una inversión de 1,1 millones de euros, lo que permitirá aumentar en 50 las estaciones que permiten realizar un seguimiento hasta sumar 53.

Adicionalmente, ha incidido en la necesidad de la implicación de las administraciones para llevar a cabo las actuaciones previstas, por lo que se han remitido propuestas de colaboración a los municipios en los que se encuentran las zonas de riesgo, como se realiza en otras demarcaciones hidrográficas.

No obstante, ha lamentado la falta de implicación de algunos ayuntamientos para la gestión de estas áreas y ha criticado que el Ayuntamiento de Vigo no haya trasladado a la Xunta su apuesta por colaborar para paliar las inundaciones en el río Lagares.