El Ayuntamiento de A Coruña ha implantado un sistema móvil que analiza la calidad del aire para poder tomar medidas de reducción de la contaminación atmosférica. El concejal de Mobilidade, Juan Díaz Villoslada, ha explicado que el dispositivo se colocará en vehículos que recorrerán la ciudad tomando datos para «mejorar los niveles de salud ambiental».

En declaraciones a los medios en la inauguración de la Semana Europea de la Movilidad, el edil avanzó que los datos recogidos por el sistema se «interconectarán» con otras fuentes de información para ver cómo incide la movilidad en la calidad del aire. «Espero que veamos cómo las emisiones van reduciéndose», destacó.

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, también presente en el acto, defendió que la movilidad es un «eje» de su proyecto de gobierno: «No es una cuestión de una semana o de un mandato». Remarcó que está en marcha el plan para que los vehículos circulen a 30 kilómetros por hora en calles de un carril para hacer la ciudad «más segura y mejorar la salud pública y la calidad ambiental».

Para evitar el «uso irracional» del coche, la regidora apuntó los «beneficios» de usar medios sostenibles como el transporte público, la bicicleta o caminar. «Trabajamos para conseguir una ciudad con menos ruido y menos contaminación», aseguró, destacando medidas como la peatonalización de calles, la ampliación de la red BiciCoruña o la ordenanza de movilidad.