La Diputación de Pontevedra ha hecho entrega este miércoles de transpaletas para los nueve puntos limpios incluidos en el proyecto de reciclaje de la «basura electrónica» del proyecto europeo ‘ESTRAEE’.

Al acto han asistido el diputado de Economía y Régimen Interior, Carlos López Font, y la diputada de Medio Ambiente y Transición Ecológica, Iria Lamas, junto al alcalde de Meaño, Carlos Viéitez; el concejal de medio ambiente de Moaña en representación de la Mancomunidad del Morrazo, Odilo Barreiro; y el concejal de medio ambiente de Vilagarcía, Lino Mouriño.

El eveento ha tenido lugar en el Parque de Maquinaria. Reciben estas transpaletas eléctricas valoradas en un total de 80.912 euros los ayuntamientos de Meaño, A Guarda, A Lama, Gondomar, Nigrán, Ponteareas, Silleda, Vilagarcía de Arousa y la Mancomunidad del Morrazo (Cangas, Bueu y Moaña).

El proyecto ESTRAEE (Estrategia Sostenible Transfronteriza para la Gestión de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) cuenta con un presupuesto de 2.145.000 euros y tiene por finalidad impulsar en el espacio transfronterizo Galicia-Norte de Portugal la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Está financiado al 75% por el fondo FEDER, que aporta algo más de 1,6 millones.

La Diputación de Pontevedra y el resto de los socios aportan los 536.381 euros restantes (la administración provincial destinó 227.000 euros de su propio presupuesto y el resto de los socios españoles, Revertia, ERP España y EnergyLab, y portugueses, ERP Portugal y Liport, el resto).