La Policía Nacional ha detenido en Vigo a un varón de 61 años de edad, de nacionalidad española y con domicilio en la ciudad olívica, por un delito de Hurto tras robar 20.200 euros en la vivienda en la que trabajaba como jardinero.

Así, los agentes tuvieron constancia de los hechos a través de la llamada de una mujer, que alertó de que un trabajador que tenía en su casa le acababa de robar unos ahorros que ella tenía escondidos en unas macetas del jardín.

Una vez la Policía llegó a la casa, la víctima manifestó que vivía de alquiler y que había contratado un jardinero para la limpieza de la finca y para evitar que esta persona descubriese unos ahorros que tenía guardados en un bote dentro de una maceta, le indicó que no las tocase, ya que eran plantas propias del propietario de la vivienda.

«En ese instante el trabajador comenzó a realizar su tarea, por lo que esta mujer se metió dentro de casa para finalizar unas actividades que tenía pendientes. Momentos más tarde salió a la finca para ver cómo iba el trabajo y se percató que las macetas estaban movidas, por lo que se acercó a estas, descubriendo que entre las bolsas del operario había un bote metálico que se correspondía con el que ella utilizaba para guardar sus ahorros», ha explicado en un comunicado la Policía Nacional.

DETENCIÓN

En ese instante, ella misma se dirigió al jardinero y le preguntó por el contenido del bote, «no aportándole este ninguna explicación coherente», por lo que decidió llamar a la Policía.

Los agentes interrogaron al trabajador y como no les aportó justificación alguna se le realizó un cacheo preventivo de seguridad, en el que le localizaron 101 billetes de 200 euros. Tras detener al varón, se procedió a comprobar que el origen del dinero era lícito y que provenía de un reparto familiar, por lo que se le hizo entrega del mismo a la víctima.

Ya en Comisaría se realizó una consulta de las bases de datos, comprobándose que al detenido le constaban varios antecedentes anteriores.