La Policía Nacional ha detenido en Vigo a un varón de 20 años de edad, de nacionalidad española y con domicilio en la ciudad, por denunciar un robo de un teléfono móvil en la playa de Samil que nunca existió.

Fue a medidos del pasado mes de abril cuando la presunta víctima de un robo con violencia acudió a la Comisaría viguesa para denunciar que, mientras caminaba por el paseo de la playa de Samil, había sido abordado por dos individuos que lo empujaron para arrebatarle una riñonera en la que llevaba un teléfono inteligente de última generación y otros efectos, para a continuación huir a la carrera.

Así, tal como ha indicado la Policía en un comunicado, todo ello dio inicio a una investigación, durante la cual se siguieron varias pistas que no lograron concretar nada. «Esto hizo que los agentes comenzasen a tener sus dudas sobre a veracidad de los hechos que se analizaban, por lo cual se estableció una nueva línea de investigación», ha explicado.

Finalmente se descubrió que el joven, de 20 años, había entregado el móvil valorado en unos 1.000 euros a un conocido, ocultando el hecho a través de una denuncia falsa, por lo que fue detenido imputándosele un delito de Denuncia Falsa y se le tomó declaración.

Ya en Comisaría, se realizo una consulta de las bases de datos, comprobándose que el detenido carecía de antecedentes policiales anteriores. La detención fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito de Traviesas, perteneciente a la Comisaría de Policía Nacional de Vigo-Redondela, pasando el detenido y todo lo actuado a disposición del Juzgado de instrucción en funciones de guardia.