La Guardia Civil interceptó este jueves un cargamento de 1.740 kilos de almeja ilegal transportados en una furgoneta que ha sido localizada en la autopista AP-9 a la altura del peaje de Vilaboa (Pontevedra).

Según ha informado el Instituto Armado, los hechos sucedieron sobre las 17,30 horas de este jueves cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Vilaboa interceptó una furgoneta con placas de matrícula portuguesa «con evidentes signos de exceso de peso».

Al inspeccionar el vehículo la Guardia Civil comprobó que llevaba una «importante cantidad de sacos de almeja japonesa», destacan las mismas fuentes, sin tener el conductor los requisitos reglamentarios, según pudo determinar posteriormente el Servizo de Gardacostas de la Xunta de Galicia.

Las supuestas irregularidades detectadas en la documentación dieron lugar a la incautación del vehículo y de la mercancía por parte del Servizo de Gardacostas, ha señalado la Benemérita.

El conductor de la furgoneta tendrá que hacer frente al expediente sancionador incoado por la Administración autonómica como presunto responsable de sendas infracciones a la Lei de Pesca de Galicia y al Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.