Después del corte de la N-642, que une los municipios de A Mariña lucense, debido a un socavón producido por las fuertes lluvias caídas en la zona en los últimos días, la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, ha criticado el «déficit de conservación» que, en su opinión, se observa en las carreteras de titularidad estatal

En declaraciones a los medios tras la firma de un convenio de colaboración para el acondicionamiento de un tramo de la carretera AC-543 en Brión, Ethel Vázquez ha reconocido que en las últimas semanas se ve «una evidencia» de que «en el contexto de cambio climático se pasa de la escasez de agua, al exceso de agua» y eso «afecta a las carreteras».

Por eso, ha continuado, las administraciones deben «actuar cuanto antes» y también «orientar la conservación de carreteras a este contexto de cambio climático». «Desde la Xunta lo estamos haciendo», ha asegurado.

Según la titular de Infraestruturas, las carreteras dependientes de la administración del Estado registran «un déficit de conservación», por lo que ha demandado «un plan de conservación».

«No solo es esta vía (la N-642 en A Mariña), sino que también lo vemos en la A-6, en la A-52, en la N-120 o en la N-542», ha lamentado la conselleira de Infraestruturas.