Una familia de Ponteareas (Pontevedra) ha tenido que ser rescatada en la tarde de este miércoles de su vivienda, en la que se ha quedado atrapada por el desbordamiento del río Tea.

Muchos de los vecinos han optado por permanecer en la parte alta de sus casas hasta que mejorase la situación, pero esta pareja –junto a un niño y su mascota– acabó por solicitar ayuda para ser rescatados por los bomberos «debido a la desesperación que comenzaban a experimentar».

Al parecer, según informa el servicio de emergencias, desde las 9,30 horas de la mañana esperaban que las condiciones mejorasen. Sin embargo, sobre las 15,00 de la tarde, han optado por pedir auxilio.

Eran varios los particulares los que han llamado desde primera hora de la mañana del desbordamiento del río Tea al paso del Puente de las Partidas. El caudal invadía ya la carretera e inundaba algunas viviendas, que tenían el agua a la altura de las ventanas.

Así, el GES de Ponteatras, Protección Civil, Policía Local y los bomberos han prestado ayuda a los ocupantes de las viviendas afectadas. Tal y como indicaban a Europa Press los efectivos de Protección Civil, la situación en el municipio pontevedrés fue «especialmente complicada» en las parroquias de A Freixa y Moreira.

El Tea es uno de los 10 ríos sobre los que la Axencia Galega de Emerxencias (Axega) mantiene activado el plan especial contra las inundaciones (Inungal), que también afecta al Lérez, Verdugo, Oitavén, Mera, Mandeo, Furnelos, Deva, Ouro y Arnoia.