La Guardia Civil del municipio coruñés de Ordes ha detenido a dos vecinos de esta localidad como presuntos autores de dos delitos de lesiones en el marco de una «pelea grupal» en el campo de la feria.

Así lo ha informado el Instituto Armado, que ha relatado que los hechos ocurrieron a raíz de la alerta recibida por una patrulla de esta unidad procedente de la Central Operativa de Servicio (COS) el pasado día 23 de abril a las 7,15 horas. En ella les informaba de que se trasladasen urgentemente al campo de la feria de su localidad dado que supuestamente se producía «un pelea grupal».

Una vez en el lugar indicado, los efectivos actuantes constataron que en ese momento no había ninguna pelea, si bien se apreciaban restos de sangre en el lugar, por lo que se procedió a rastrear la zona próxima para localizar a alguno de los implicados o a algún testigo de la misma.

En el transcurso de la inspección los guardias civiles hallaron e identificaron a dos personas en las inmediaciones, las cuales les comunicaron que minutos antes había habido «una gran pelea», destacan las mismas fuentes, en la zona en la que un grupo de jóvenes agredió a un conocido suyo que tuvo que trasladarse al Punto de Atención Continuada (PAC) de Ordes para ser atendido de las heridas que le habían producido.

HERIDAS

La Guardia Civil se personó en el PAC para entrevistarse con el supuesto agredido y, a su llegada, constató que eran dos las personas que recibían atención médica. El primero de los afectados presentaba heridas cortantes en el rostro y el segundo hematomas y edemas en la cara, así como la pérdida de dos piezas dentales.

Los efectivos actuantes les preguntaron cuál había sido la causa de las lesiones y les comentaron ambos que sobre las 7,00 horas se encontraban en un local de hostelería próximo al campo de la feria, cuando «sin saber por qué uno de los detenidos comenzó una discusión con uno de los lesionados», relatan las mismas fuentes, y le agredió a continuación, tras lo que se sumaron más jóvenes a la agresión. En el transcurso de la misma el segundo lesionado intentó auxiliar al primero y fue agredido también.

Por ello, la Guardia Civil inició una investigación con el fin de constatar la veracidad de los hechos y el esclarecimiento de los mismos. En el transcurso de la misma los efectivos actuantes lograron, tras el análisis de la información recabada, la identificación de los presuntos agresores, que resultaron ser dos vecinos de Ordes conocidos por la fuerzas de seguridad por «varios episodios similares».

Las víctimas no presentaron denuncia de las agresiones y amenazas recibidas «por temor», asegura la Benemérita. La Guardia Civil detuvo a estas dos individuos como presuntos autores de dos delitos de lesiones.