Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Vigo han detenido a dos vecinos de la ciudad, de 35 y 36 años de edad y de origen dominicano, ambos con múltiples antecedentes, como presuntos autores de un delito de tentativa de homicidio, tras haber atacado con una navaja a otros dos jóvenes en el exterior de un local de copas.

Según han informado fuentes policiales, los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 22 de enero, cuando cuatro jóvenes (tres varones y una mujer vecinos de O Morrazo) se encontraban disfrutando de un concierto en un local de copas de Vigo.

Los jóvenes se percataron de que se estaba produciendo una reyerta en el exterior del establecimiento y salieron para intervenir y evitar una agresión. Durante la pelea se percataron de que uno de los intervinientes sangraba abundantemente por una mano y se le había caído un teléfono móvil con una funda transparente en la que había un dólar doblado.

Los testigos recogieron el teléfono y, cuando se disponían a devolvérselo a su dueño, fueron increpados y amenazados por dos hombres. Así, al grito de «mátalos», uno de los varones se acercó a uno de los testigos y le clavó una navaja de grandes dimensiones en un costado.

Un amigo de la víctima se acercó a socorrerlo y recibió también una puñalada, a la altura del corazón, quedando tendido en el suelo. En ese momento, el autor material del ataque y el inductor huyeron del lugar a la carrera.

HERIDAS POTENCIALMENTE MORTALES

Los dos jóvenes heridos fueron atendidos en un primer momento por sus amigos, que taponaron las heridas hasta la llegada de los efectivos de urgencia sanitaria, que se llevaron a los dos a un centro hospitalario. Una de las víctimas recibió puntos de sutura en el costado derecho, y el otro en el pectoral izquierdo, heridas que, según los informes médicos, «pudieron causar la muerte de ambos», algo que se evitó «por el espesor de la ropa que vestían».

La Policía inició las pesquisas para dar con los autores de este ataque, entrevistando a los testigos y a las propias víctimas, que aportaron descripción física de los implicados. Los presuntos agresores fueron reconocidos a través de fotografías «sin ningún género de dudas».

Una vez identificados, la Policía realizó una entrada y registro en el domicilio en el que viven los sospechosos, y comprobaron que el presunto autor material de los apuñalamientos presentaba una herida en la mano izquierda, producida durante la reyerta y que, además, utilizaba un teléfono móvil como el descrito por los testigos.

INGRESO EN PRISIÓN

El autor material del ataque es un hombre de 36 años de edad, nacido en República Dominicana, con antecedentes policiales y orden de expulsión en vigor (que no se pudo hacer efectiva por protocolos sanitarios). Mientras, el inductor es un varón de 35 años de edad, de nacionalidad española pero de origen dominicano, también con antecedentes.

Tras su paso por dependencias policiales, ambos fueron puestos a disposición del juzgado, que decretó el ingreso en prisión del autor de los navajazos por dos delitos de homicidio en grado de tentativa. El otro detenido fue puesto en libertad con la condición de investigado, y deberá presentarse semanalmente en los juzgados.