Agentes de la Policía Nacional han detenido en la noche del pasado viernes al autor de un delito de robo con violencia de unos 300 euros a un menor, ocurrido hace dos semanas. El joven arrestado, vecino de la capital luguesa de 19 años, cuenta con antecedentes y también se le imputa un hurto en una perfumería.

Según ha informado la Policía Nacional, este robo con violencia se produjo el pasado 3 de septiembre cuando dos jóvenes que caminaban por el centro de la ciudad fueron abordados por el chico detenido para sustraerle a uno de ellos la riñonera que portaba.

Los hechos se sucedieron tras el premio que la víctima acababa de ganar en un juego de azar en una sala cercana al lugar de los hechos, después de obtener unos 300 euros, que guardó en la riñonera y ausentarse del lugar, junto con su amigo, han relatado las mismas fuentes.

Fueron seguidos por el ahora detenido, que había observado como ganaba el premio en la sala, y los paró en la vía pública donde, tras abrirle la cazadora para acceder a la riñonera que llevaba tipo bandolera en el pecho, se la arrebató.

Con ello se llevó los 300 euros además del continente, valorado en sesenta euros, puntualiza la Policía. Para efectuar el robo empujó a una de las victimas y las amenazó con que si se oponían iba a «ser peor», señala la Policía, tras lo que sañió a la carrera del lugar. Si bien trataron de seguirlo, «les fue imposible», añaden las mismas fuentes.

Al mismo tiempo y en la misma semana el ahora detenido fue identificado por el robo de perfumes en un local de la ciudad, donde había cometido dos hurtos, después de coger los artículos y salir a la carrera del lugar con la mercancía, que fue valorada en casi 300 euros.

Con todo ello, y después de ser identificado en ambos delitos, se procedió a su búsqueda para ser detenido y puesto a disposición judicial. Al ser infructuosa la búsqueda, se procedió a inscribirlo en las bases de datos de la Dirección General de la Policía, como reclamado, al tiempo que se abrió una búsqueda para detenerlo.

Así, en la noche del sábado, en labores de control del botellón y zonas de ocio de la ciudad, los integrantes de una dotación de Radiopatrulla localizaron al autor de los hechos, que fue detenido y traslado a dependencias policiales.

El la mañana del domingo pasó a disposición judicial y, tras ser oído en declaración, la autoridad judicial decretó su ingreso en prisión.