Agentes de la Policía Local de Vigo han detenido en las últimas horas a dos varones sobre los que pesaban sendas órdenes judiciales de búsqueda, arresto y puesta a disposición de los juzgados.

Según han informado fuentes policiales, la primera intervención tuvo lugar sobre las 7,00 horas de este martes, cuando el 092 recibió una llamada desde un hotel en la calle Vázquez Varela, alertando de que un hombre ebrio, que no estaba hospedado en el establecimiento, intentaba acceder al mismo.

Una patrulla se desplazó a la zona e interceptó al sospechoso. Al identificarlo, resultó ser J.G.B., de 46 años de edad y natural de Moaña, y los agentes comprobaron que tenía en vigor una requisitoria judicial emitida por un juzgado de instrucción de Pontevedra, por lo que fue detenido.

Horas después, de madrugada, la Policía recibió un aviso para acudir a un parque infantil en la calle Coutadas, donde un grupo de personas estaban haciendo ‘botellón’ e impidiendo el descanso de los vecinos.

Una vez en el lugar y al identificar a los presentes, los agentes comprobaron que uno de ellos era M.G.A.C., de O Porriño y de 33 años de edad. Al cotejar sus datos, constataron que tenía en vigor una orden de búsqueda, detención y personación, por lo que fue arrestado.