La Delegación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM) exige al Sergas que, «con carácter urgente e inmediato», dote «a todos los centros sanitarios del material imprescindible para una adecuada protección de los profesionales» con el fin de evitar el contagio y la propagación del Covid-19.

Así, a través de un comunicado de prensa, responsabiliza al Servizo Galego de Saúde «de los riesgos que están corriendo los profesionales sanitarios que se enfrentan a diario al coronavirus sin los mínimos equipos de protección».

Este sindicato médico recuerda que el pasado 18 de marzo remitió un escrito a las direcciones generales de Recursos Humanos, Asistencia Sanitaria y Recursos Económicos para que «se adoptaran las medidas precisas en cuanto a dotación presupuestaria, refuerzo de personal y medios materiales con los que hacer frente al virus y tratar de contener la pandemia», ha matizado.

«Una semana después los facultativos siguen trabajando sin unas mínimas garantías, sin los EPIs, sin las mascarillas FFP2 y FFP3 homologadas y sin las gafas necesarias, y lo único que vemos es cómo se incrementa el número de contagios y de fallecidos, sobre todo en los complejos hospitalarios de Vigo y A Coruña, donde el contagio se extiende como la pólvora y los equipos de protección no llegan, provocando una situación de extrema gravedad», subraya CESM.

ACCIONES LEGALES

Ante esta situación los representantes sindicales no descartan «emprender acciones legales contra la Xunta», ha advertido CESM, ya que «se está constatando a diario el incumplimiento de la Ley de Riesgos Laborales, al tener que trabajar los profesionales sanitarios sin las mínimas medidas de protección».

CESM Galicia manifiesta que, aunque entiende que existe un mando único al frente de la crisis del Covid-19 en Madrid constituido por el Gobierno de España, «el Sergas es quien tiene que velar por la integridad de sus profesionales», ha sentenciado.