Galicia perdió 2.244 habitantes a lo largo de 2018 y baja por primera vez de los 2,7 millones desde que hay registros en el Instituto Nacional de Estadística (desde 1996).

Así, según los datos declarados oficiales del padrón municipal a 1 de enero de 2019 –publicados este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE)–, Galicia cuenta con 2.699.499 habitantes.

Asturias, Castilla y León, Extremadura y Galicia son las cuatro comunidades autónomas que perdieron población en 2018. En cambio, en España el número de habitantes asciende a 1 de enero de este año a 47.026.208 habitantes –un 0,6 por ciento más que el ejercicio anterior–.

En términos absolutos, Castilla y León fue la comunidad más afectada por la pérdida de población con un descenso de 9.616 habitantes, seguida de Asturias con 5.444, Extremadura con una caída de 5.153 y Galicia de 2.244. Porcentualmente, la mayor caída poblacional corresponde al Principado con un -0,53%, seguido de Extremadura (-0,48%); Castilla y León (-0,40%) y Galicia (-0,08%).

Este retroceso en Galicia se produce por la bajada de población en Ourense y Lugo –son dos de las 18 provincias españolas que pierden habitantes–, ya que A Coruña y Pontevedra ganan habitantes.

La provincia de Pontevedra gana 893 habitantes (hasta 942.665), mientras A Coruña consigue 245 habitantes más (hasta 1.119.596). En contraposición, Lugo pierde 1.740 personas (se queda en 329.587) y Ourense cuenta con 1.642 menos (hasta 307.651).

COMUNIDADES QUE AUMENTAN POBLACIÓN

Sin embargo, esta tendencia a la baja se ha revertido en el caso de Castilla-La Mancha, Aragón y Cantabria, al pasar de perder empadronados a registrar un incremento de 6.056 (+0,30%), 10.563 (+0,81) y de 849 (+0,15%) habitantes respectivamente.

La Comunidad de Madrid fue la que registró un mayor incremento de la población al con 85.315 habitantes más (+1,30%) que eleva la cifra total a 6.663.394; seguida de Cataluña con 75.152 habitantes más y la Comunidad Valenciana con un aumento de 40.066.

Porcentualmente, Baleares (+1,21%) Canarias (+1,21%) Murcia (+1,04%) y la Comunidad Foral de Navarra (+1,03%) han registrado aumentos significativos por encima del 1 por ciento.

Por provincias, Asturias lidera el mayor descenso poblacional (-5.444 habitantes), y el caso de Castilla y León todas las provincias a excepción de Soria han perdido habitantes. En Extremadura la caída se produjo en las dos provincias.

18 PROVINCIAS PIERDEN POBLACIÓN

Las provincias con pérdida poblacional a 1 de enero de 2019 fueron: Jaén (-4.535); León (-3.745) y Ciudad Real (-3.339); Badajoz (-2.817), Cáceres (-2.336); Córdoba (-2.261) y Zamora (-2.010). También han perdido población, Albacete (-619); Ávila (-858); Burgos (-112); Cuenca (-893); Lugo (-1.740); Ourense (-1.642); Palencia (-1.055); Salamancha (-1.354), Segovia (-213); Teruel (-435) y Valladolid (-305).

En cuanto a las provincias que han registrado incrementos, al margen de Madrid, destacan Barcelona (+55.229 habitantes); Málaga (+20.664); Valencia (+17.138); Murcia (15.389); Santa Cruz de Tenerife (+14.473); Las Palmas de Gran Canaria (11.231); Zaragoza (+9.882); Gerona (9.097) y Tarragona (8.762).