Fiscalía pide dos años y medio de prisión para dos socios de una explotación láctea de Riotorto (Lugo), JALS y DLV, por irregularidades contables, falsedades e incumplimientos legales de sus obligaciones como miembros gestores de la sociedad.

Este caso, que procede del juzgado de instrucción número de uno de Mondoñedo, será juzgado en la Audiencia Provincial de Lugo este martes, 29 de octubre.

En su escrito de acusación, Fiscalía señala que ambos acusados, presidente y secretario, «puestos de común acuerdo y prevaliéndose de los cargos que tenían atribuidos en la mencionada sociedad», llevaron a cabo este supuesto delito societario desde la fundación en 2003 de la granja hasta, «como mínimo», 2014. Por entonces, la explotación «había alcanzado un grado tal de endeudamiento que motiva su inviabilidad empresarial».

Los acusados hacían constar un capital social que no coincidía con el que constaba en los libros de contabilidad. También efectuaban préstamos de la entidad a sus socios «incumpliendo así la ley de sociedades de capital», «pagando intereses de préstamos que se solicitaban a pesar de haber dinero en caja causando un evidente perjuicio a la sociedad», con pagos que hacían constar en el saldo de caja sin existir metálico.

Además, elaboraron unas cuentas anuales de 2004 a 2013 con el incumplimiento de «forma evidente» de la normativa vigente, en un plan general contable hecho «con completa oscuridad».

A esto se une que dejaron de tributar el impuesto de sociedad en 2007, «gestionando de forma totalmente irregular préstamos» e incumpliendo «sistemáticamente desde 2004 la normativa sobre renovación de la junta rectora de la sociedad».

Por todo ello, un matrimonio que formaba parte de la sociedad –a la que aportaron más de 38.000 euros, fincas y ganado– reclaman también por el perjuicio sufrido.