El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha participado este viernes en el I Congreso Internacional y V Congreso Nacional de la Federación de Asociaciones de Profesionales de Mediación (Fapromed), donde ha destacado la importancia de esta herramienta como alternativa a la resolución de conflictos judiciales y su papel «clave» en la reducción de la litigiosidad.

Durante su intervención, Rueda ha destacado el compromiso de la Xunta con el impulso de la mediación intrajudicial, ya que, con la ayuda de un mediador imparcial, las partes pueden comprender el origen de sus diferencias, analizar las consecuencias de lo ocurrido y llegar a un acuerdo voluntario y consensuado con la participación de los propios interesados.

El vicepresidente de la Xunta ha indicado que este sistema permite «avanzar hacia un modelo de justicia restaurativa» y ha destacado los «importantes beneficios» que supone para los ciudadanos, al permitir restablecer vías de diálogo y rebajar la conflictividad. En esta línea, ha señalado que resulta «de especial relevancia» en los casos en los que es necesario mantener una relación futura entre las partes, como es el caso de los conflictos familiares.

A mayores, ha señalado las ventajas que supone la mediación para la Administración de Justicia, porque en algunos de los casos se evita el proceso judicial o se archivan los procedimientos que derivaron en el conflicto.