Un equipo formado por cuatro investigadores del Centro Singular de Investigación en Química Biolóxica e Materiais Moleculares de la Universidade de Santiago de Compostela (CiQUS) ha sido capaz de, por primera vez, visualizar la estructura de una molécula de kekuleno con precisión atómica.

Lo ha logrado, según informa la USC, cuarenta y un años después de la primera síntesis en 1978 de kekuleno, cuya historia se retrotrae a finales del siglo XIX, cuando un químico alemán descubrió la estructura del benceno, sentando las bases para comprender la estabilidad de los llamados ‘compuestos aromáticos’.

Más de un siglo después, los científicos François Diederich y Heinz A. Staab publicaron en la revista Angewandte Chemie la primera síntesis de un nuevo compuesto al que llamaron kekuleno en honor a Kekulé, por la similitud estructural con la molécula de benceno.

Ahora, el trabajo de Dolores Pérez, Iago Pozo, Enrique Guitián y Diego Peña, del CiQUS, alcanzado en colaboración con el grupo del investigador Leo Gross en el IBM Research Zurich (Suiza) y con el apoyo computacional de Manuel Melle-Franco en la Universidad de Aveiro (Portugal), ha sido publicado en la revista Journal of the American Chemical Society.