Los casos de alergias en pequeños de dos escuelas infantiles de la zona de Cangas no se han limitado únicamente a esta localidad. Otros centros de la provincia de A Coruña, cuya cocina está gestionada por la misma empresa que sirvió los menús de pescado que originaron el problema, también han experimentado circunstancias similares.

Además de las guarderías de O Hío y A Choupana, en O Morrazo, se han dado otros casos en A Pastoriza, A Sardiñeira, Eirís, Boiro, Mazaricos, y Muros, según han trasladado a Europa Press fuentes del Ejecutivo gallego.

Todos los casos, que han sido «leves», han sucedido de la misma forma: a algunos de los pequeños les aparecieron ronchas y manchas rojas por el cuerpo, que desaparecieron espontáneamente en menos de una hora.

El primero fue detectado el pasado viernes en A Choupana, y a partir de ahí varias de las escuelas afectadas han trasladado su caso a la Xunta de Galicia. El denominador común es que su cocina está gestionada por la misma empresa.

Los análisis realizados por Sanidade sobre los alimentos servidos a los niños han confirmado que el menú servido el pasado viernes ha sido la fuente de la reacción alérgica. En concreto, el pescado servido en esa jornada.

Los profesionales de la escuela, ante las sospechas de que el origen de las manchas pudiesen ser los alimentos, cambiaron rápidamente el menú servido en el segundo turno de comida.

Los técnicos han analizado el pescado tanto en crudo, congelado como cocinado y han confirmado la presencia de una sustancia, ‘histamina’, por encima de los valores normales.

La causa «más plausible» es que se rompiese la cadena de frío en algún momento del transporte del alimento por parte del distribuidor. De hecho, la empresa que gestiona estas cocinas cambió de proveedor de pescado hace menos de un mes.

Desde la Xunta llaman a la calma, puesto que se ha tratado de una incidencia leve y no de un problema a gran escala, aunque no descartan que salgan más casos en otros centros que hayan servido esa partida de pescado.