Los análisis realizados por Sanidade sobre los alimentos servidos a los niños de dos escuelas infantiles de la zona de Cangas han confirmado que el menú del pasado viernes como el origen de la reacción alérgica que han sufrido varios de los infantes que acuden a estos centros.

El primer caso fue detectado el pasado viernes en A Choupana, cuando a algunos de los pequeños les aparecieron ronchas y manchas rojas por el cuerpo, que desaparecieron espontáneamente en menos de una hora.

Los profesionales de la escuela, ante las sospechas de que el origen de las manchas pudiesen ser los alimentos, cambiaron rápidamente el menú servido en el segundo turno de comida.

También se han dado circunstancias similares en otra escuela infantil de la zona, la de O Hío, cuya cocina está gestionada por la misma empresa que el centro de A Choupana. En total, la Consellería de Política Social ha tenido constancia de nueve casos de reacciones alérgicas en los pequeños.

El origen del problema ha sido el pescado servido en esa jornada. Según han trasladado fuentes de la Xunta a Europa Press, los técnicos han analizado el pescado tanto en crudo, congelado como cocinado y han confirmado la presencia de una sustancia, ‘histamina’, por encima de los valores normales.

Sanidade ha acudido a la propia empresa encargada de ambas cocinas y «no han visto nada anómalo» por lo que han determinado que la causa «más plausible» es que se rompiese la cadena de frío en algún momento del transporte del alimento por parte del distribuidor.

De hecho, las mismas fuentes apuntan a esta posibilidad como la causa más probable, puesto que la empresa concesionaria cambió de proveedor de pescado hace menos de un mes. Finalmente, han realizado un llamamiento a la calma, puesto que se ha tratado de una incidencia leve y no de un problema a gran escala.