Las secciones sindicales de CIG, CSI-CSIF, SAP y UGT han denunciado el «traslado ilegal, forzoso e indiscriminado» de personal e instalaciones que realiza en el Ayuntamiento de Ourense el gobierno bipartito de Democracia Ourensana y PP.

En un comunicado, advierten de que en estas actuaciones supuestamente ilegales «no se siguió el procedimiento que establece la ley», que obliga a negociar con los sindicatos y a pedir informe a la junta de personal como requisito previo a cualquier traslado.

De este modo, avisan de que el gobierno bipartito de PP y DO «está prescindiendo de todo procedimiento», mientras «demuestra su facilidad para convertir en problemas las soluciones».

Entre los traslados realizados se encuentra el de un sindicalista que se fue a una oficina ya ocupada por otro trabajador, que «presuntamente solo tiene cabida para un empleado público de conformidad con la legislación sobre seguridad y salud».

Y es que estos sindicatos recriminan que el gobierno local «aún no facilitó ni a la junta de personal ni a las secciones sindicales información sobre la política de personal, a pesar de que es obligatorio por ley y de que ya se le reclamó».

Por todo ello, avanzan que, en caso de no atenderse sus reivindicaciones, se verán «obligados» a optar «por otras vías» para hacer valer los derechos de los trabajadores.